Qué es un procesador de alimentos

Independientemente si nos gusta realzar o no estar dentro de la cocina, lo cierto es que siempre resulta una experiencia exquisita y muy acertada el animarse y complacer el paladar de los miembros de la familia, preparando platos con aromas, texturas y sabores tan exquisitos como diferentes.

¿En qué consiste un procesador de alimentos?

Esa es la razón por la cual conviene conocer qué son los procesadores de alimentos y tener uno en casa, ya que hablamos de un electrodoméstico capaz de convertirse en el aliado perfecto para preparar platos exquisitos.

Los procesadores de alimentos se tratan de un tipo de máquina sumamente útil dentro de la cocina, y aunque dentro del mercado pueden encontrarse modelos más sencillos o complejos, lo cierto es que todos tienen una misma función, logrando diferenciarse de las batidoras, ya que no permiten únicamente triturar alimentos, sino también preparar diversas recetas.

Así, cuando hablamos de un procesador de alimentos, hacemos referencia a un pequeño electrodoméstico cuyo propósito consiste en transformar los alimentos, ya que si bien esta herramienta de cocina no cocina los alimentos, si se encarga de triturarlos, rebanarlos, amasarlos, batirlo, laminarlos y/o rallarlos.

Y aunque estas funciones pueden llevarse a cabo sin problemas a mano o usando ciertos utensilios básicos de cocina, la verdad es que en numerosas ocasiones, los procesadores de alimentos permiten agilizar los tiempos de preparación de todo tipo de recetas dentro de la cocina.

procesador de alimentos color negro

De manera que se puede decir que los procesadores de alimentos no solo facilitan, sino que además hacen más rápido elaborar cualquier comida, al encargarse de llevar a cabo la mayor parte de las tareas repetitivas, por ejemplo, rallar zanahorias, cortar cebollas, triturar tomates, picar frutos secos o hierbas, preparar alguna una salsa, etc.

Además, los modelos cuentan con accesorios que incluso permiten montar claras, preparar masas, etc.

Igualmente, puede decirse que consiste en un pequeño electrodoméstico el cual salió al mercado y llegó a las cocinas durante la década de los 60´s.

Cuenta con un tamaño medio y está formado por un motor y un recipiente plástico. Además, suele incluir diferentes juegos de cuchillas y discos especialmente destinados a un uso específico.

¿Qué ventajas ofrecen estos electrodomésticos?

Los procesadores de alimentos se presentan como el aliado ideal dentro de las cocinas, ya que permiten ahorrar tiempo y esfuerzo al realizar aquellas tareas que por lo general, se harían con las manos usando varillas, cuchillos o algún otro utensilio.

A grandes rasgos, se puede señalar que este electrodoméstico ofrece tres principales ventajas, las cuales mencionamos a continuación:

  • Aportan un considerable ahorro de tiempo al momento de realizar las diferentes elaboraciones requeridas para preparar alguna receta.
  • Proporcionan una elevada precisión al procesar los diversos alimentos, lo cual resulta complicado de lograr al trabajar manualmente.
  • Resultan aptos no solo para preparar recetas saladas, sino también dulces, al igual que para alimentos tanto cocidos como crudos.

¿Cuáles son las funciones de estos electrodomésticos?

Dentro de las muchas funciones que los procesadores de alimentos tienen, está la capacidad de llevar a cabo para facilitar las tareas de la cocina, así que podemos destacar las siguientes:

Triturar

  • Comenzando por picar, hasta incluso moler, y es que su cuchilla para triturar cuenta con una versatilidad realmente extensa, por lo que probablemente sea su accesorio estrella. Pero eso no es todo, También emulsiona, por lo que resulta perfecto para preparar mayonesa.
  • Esta función permite obtener numerosas texturas, ya que de acuerdo al tipo de alimento que se quiera procesar y del tiempo de triturado, será posible conseguir una picada, crema, harina, puré e incluso sopa, etc.
  • Asimismo, permiten picar toda clase de alimentos (carne, verdura, fruta fresca y congelada, hielo, semillas y granos, hierbas e incluso mezclas de alimentos), en menor o mayor grado.

Amasar

  • Se trata de una función que permite ahorrar bastante tiempo y esfuerzo en cuanto al trabajo con las manos, ya que en tan solo 5 minutos ofrece la posibilidad de tener la masa lista que se usará como base para pan, tarta, pizza o bollería, etc.
  • Igualmente, es ideal no solo para aquellas pastas que precisen de un poco de levadura, sino también para las que no lo necesitan.

Batir

  • Consiste en la función ideal para lograr conseguir claras perfectamente montadas y también para preparar nata batida.

Laminar y rallar

  • A través de esta función, es posible preparar deliciosas ensaladas de verduras y frutas de forma sencilla y en un par de minutos. Pero además, ofrece igualmente la posibilidad de preparar incluso queso rallado.
  • Esta opción proporciona distintos tipos de cortes y grosores, permitiendo rallar juliana, bastones o cubos, etc.

Licuar y exprimir

  • Ciertos modelos de procesadores de alimentos, suelen contar con una función que permite preparar licuados y zumos cítricos; lo cual supone una excelente ventaja al querer ahorrar espacio dentro de la cocina, ya que con un mismo aparato es posible procesar y licuar.

¿Cómo utilizar los procesadores de alimentos?

Todo depende directamente de la marca y el modelo de procesador, razón por la cual resulta aconsejable adquirir un procesador de alimento fabricado por marcas populares, ya que los mismos suelen incluir el manual con instrucciones que conviene leer cuidadosamente.

Aunque puede decirse que solo debe seleccionarse el tipo de accesorio o cuchilla que se necesita usar, colocar los alimentos que se desean procesar, tapar completamente el recipiente y conectarlo a la toma de corriente, para después encender el procesador a la velocidad correspondiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *