¿Se puede planchar la ropa sin plancha?

Seguramente más de una vez te habrás preguntado si se puede planchar la ropa de trabajo sin plancha. Esto suele suceder cuando nos encontramos en determinadas situaciones en las que la plancha está muy lejos de nosotros y tenemos que presentarnos en algún lugar con esa camisa o ese traje arrugados.

Trucos y consejos para planchar la ropa sin la necesidad de una plancha

Lo cierto es que existen algunos trucos para utilizar otros elementos que se encuentren a nuestra mano y llegar a quitar esas indeseables arrugas que a veces poseen nuestras prendas.

Así que a continuación te daremos consejos acerca de cómo puedes hacer para que tu ropa luzca como planchada sin necesariamente utilizar el dispositivo indicado.

Truco número 1: Secadora y hielo

 

¿Cómo es esto de que una secadora y unos cubos de hielo me podrán ayudar a quitar esas arrugas sin la necesidad de una plancha? En el caso de que no cuentes con una plancha, pero sí con estos dos elementos, esto te será muy funcional.

No necesariamente podrás utilizar este truco por ausencia de plancha, sino que podrás hacerlo para no tener que planchar tu ropa cuando recién está lavada y secada, como para ahorrarte uno de los pasos que generalmente más desagrada a las personas, que es el del planchado.

¿Cómo funciona este truco?

Muchas veces vemos cómo el hielo seco elimina vapor y este caso es algo similar, pero utilizando hielo normal.

La secadora se encargará de derretir el hielo que le pongas y esto generará un vapor que hará que tu ropa pierda las arrugas y se vea mucho mejor una vez que sale de la máquina.

Recomendaciones:

  • No llenes tu secadora de ropa para realizar este proceso.
  • En el caso de que tengas una emergencia de determinado atuendo que quieres utilizar para un momento especial, coloca solamente esas prendas que utilizarás.
  • Dos camisas y un pantalón o una camisa y dos pantalones será más que suficiente.
  • Cuando la secadora haya terminado su proceso, no dejes las prendas allí. Procede inmediatamente a sacarlas para colgarlas en una percha y evitar arrugas posteriores.

Truco número 2: Utiliza el secador

secador para secar una camisa

Te encuentras de viaje, en una habitación de hotel a horas de salir a una reunión de negocios y te das cuenta que tu camisa luce como un acordeón de lo arrugada que está.

  • En tu habitación no encuentras ninguna plancha, pero entre los accesorios del baño hay un secador de cabello. ¡Bingo! Tenemos un truco para plancharla de esta manera.
  • Para ello deberás colgar la prenda en una percha y utiliza el secador en la velocidad más alta. En el caso de tener diferentes temperaturas, utiliza una intermedia y pásale el secador dirigiéndote específicamente a la zona de las arrugas.
  • Quizás las zonas más difíciles, como las mangas y el cuello, no te queden del todo bien.
  • Por lo que si entre los accesorios también encuentras una plancha de pelo, esta te puede llegar a servir para esas partes, aplicando la pinza de esta sobre estas zonas a temperatura media, siendo algo que también hará desaparecer las arrugas en esa zona.

Truco número 3: Vapor de ducha

  • Como ya hemos visto más arriba, el vapor es nuestro aliado en el caso de que no tengamos plancha para nuestra ropa. Es por eso que incluso las nuevas planchas vienen con dispositivos en los que el vapor es muy importante.
  • Este elimina las arrugas de las prendas y las deja más delicadas.
  • Es por eso que, si no tienes ningún otro tipo de dispositivo de planchado, lo mejor que puedes hacer es colgar tu ropa en alguna parte del baño antes de comenzar a tu ducha, para que le llegue el vapor de tu ducha, siempre procurando que no se llegue a mojar.
  • Al final de tu ducha, además de tú estar limpio, verás cómo a la ropa que has colgado se le han ido las arrugas por completo.

Truco número 4: El vinagre

vinagre para ponerlo en la lavadora

  • Entre los millones de usos y propiedades que tiene el vinagre, también se encuentra el de suavizar ropa.
  • Es por eso que se recomienda utilizarlo en la lavadora para que lo que allí pongas que de mejor, y en el caso de no tener plancha este también será tu aliado.
  • Solo tendrás que preparar una solución de agua con un poco de vinagre y utilizar un pulverizador, para rociar de manera bien envolvente sobre tu ropa arrugada.
  • Las arrugas que más se notaban seguramente desaparecerán y tú podrás utilizar la ropa sin vergüenza de no haberla planchado.

Truco número 5: Toalla húmeda

Una toalla húmeda también te salvará en el caso de que no cuentes con una plancha:

  • Buscar una superficie plana, donde puedas desplegar la prenda a la que le quieres sacar las arrugas. Puede ser una mesa o la mesada de tu cocina.
  • Cubrir la prenda con la toalla húmeda y ejercer presión con tus dos manos, específicamente en los lugares donde se encuentren aquellas arrugas que están más marcadas.
  • Dejar que se seque la prenda y listo.

Truco número 6: Olla con agua caliente

¿Cómo es que una olla con agua caliente me puede ayudar a planchar la ropa? De esta manera:

  • Hierve una olla con agua para luego retirar el líquido y quedarte con la olla sin líquido.
  • Pon la ropa en una superficie lisa
  • Pasa la olla aún caliente por las arrugas a modo de plancha.

¿Se pude planchar la ropa sin plancha? Como verás con todos estos trucos la respuesta es sí. Ahora, si tu ropa tiene arrugas, será porque quieres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *