En el sur de la Comunidad Valenciana, en la costa mediterránea española y exactamente en la provincia de Alicante, está ubicado el municipio de Elche o “Elx” en valenciano, el cual se trata de una zona trabajadora habitada por aproximadamente ¼ de millón de personas.

El misterio de Elche que queda por conocer

La ciudad de Elche, inicialmente fue fundada por el pueblo ibero durante el siglo VI y el V a.C. en una colina cercana al río que actualmente se conoce como Vinalopó.

Dicho asentamiento original, el cual fue llamado Ilici, posteriormente en el 26 a.C. fue renombrado por los romanos, quienes lo llamaron Colonia Iulia Illici Augusta. Asimismo, los musulmanes movieron dicho asentamiento desde la Alcudia o loma donde estaba ubicado inicialmente hasta la llanura cercana y mantuvieron el nombre latino Illici, aunque fue arabizando, por lo que pasó a ser el Elche, como se conoce hoy día.

Para los españoles, el nombre de Elche se encuentra vinculado con uno de los más perfectos ejemplos que mejor se conservan del arte religioso ibero, la Dama de Elche, la cual es una imagen de una sacerdotisa ibera esculpida sobre piedra caliza que se mantiene perfectamente conservada y actualmente es posible apreciarla al visitar el Museo Arqueológico Nacional en Madrid. De igual manera, Elche hace referencia a Huerto del cura, que consiste en un palmeral que ha sido nombrado Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, Elche también es relacionado con la comarca Vinalopó.

El misterio y la dama de Elche

Igualmente, Elche posee una tradición profana: “El Misteri d’Elx” o “El Misterio de Elche”, la cual en el año 2001 fue nombrada como Obra maestra del patrimonio oral e inmaterial de la Humanidad.

Como parte de la tradición teatral religiosa de la época medieval, desde el siglo XV, anualmente los 14-15 de agosto se ha estado llevando a cabo ininterrumpidamente en la Basílica de Santa María y alrededor de las calles de la ciudad dicha representación.

El texto del drama se encuentra prácticamente todo en antiguo valenciano, y cuanta con unos pocos párrafos escritos en latín; mientras que la música que lo acompaña resulta ser un extracto ecléctico donde se reúnen melodías del período medieval, el Renacimiento y el Barroco.

Una de las principales características que posee el Misterio de Elche, consiste en que cada uno de los papeles que forman parte de este drama, ya sean masculinos y/o femeninos, suelen ser representados completamente por hombres, debido a que durante el Medievo las mujeres no tenían permitido formar parte del mundo del teatro.

Una antigua tradición de años

Es posible apreciar la gran importancia que posee esta antigua tradición, en el hecho de que a pesar de que el Concilio de Trento vetó explícitamente cualquier tipo de representación teatral dentro de los templos, fue el Papa Urbano VIII quien otorgó en 1632 una gracia al pueblo de Elche, la cual permitía seguir con la representación teatral en el interior de la Basílica de Santa María.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *