Internet como impulso del alquiler de apartamentos

Una familia, un coche y cuatro maletas empujándose las unas a las otras al maletero es la primera secuencia de las vacaciones de muchos catalanes. Algunos viajan en el interior, aprovechando la red de alojamientos rurales; otros lo hacen en la playa de ciudades como Salou, Tossa o Girona, localidad esta última donde este jueves las diferentes asociaciones empresariales de apartamentos turísticos celebran la jornada El futuro de los apartamentos en peligro. “La presión hotelera hacia las viviendas de uso turísticos existe”, afirman a VÍA Emprendida fuentes de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Girona (ATA Girona), organizadora del simposio que reúne el sector afectado. El negocio ha crecido mucho en los últimos años o, mejor dicho, se ha magnificado: hay más escaparates donde mostrar las ofertas existentes, antes visibles sólo por quienes paseaba por las localidades en cuestión buscando donde pasar las vacaciones.

En consecuencia, el cambio que ha supuesto Internet ha hecho visible una gran cantidad de oferta que antes, sin el digital, sólo se comercializaba en el ámbito local. “Los servicios que te da un hotel son unos determinados, diferentes de los nuestros, pero nosotros hace 50 años que alquilamos apartamentos”, explica el ATA Girona. Y es que ahora, cualquier consumidor antes de llegar a su destino, seguramente ya habrá buscado antes a Google cómo es el lugar que visitará, las comodidades de su apartamento, las vistas del hotel, etc. Es una de las tantas consecuencias que comporta el nuevo paradigma digital, que permite al usuario tener casi toda la información necesaria antes de su viaje. De hecho, a veces, con tanta información, lo único que queda para descubrir es la experiencia de vivirlo.

Hablan las plataformas digitales

De este cambio en la experiencia del usuario saben, y con mucho, las firmas Interhome y Booking. La primera está especializada en el alquiler de apartamentos desde hace 50 años con experiencia demostrada a la costa catalana. La compañía cuenta con suyo principal en Barcelona y más de 50 trabajadores a todo el Estado español, la mitad de los cuales operan desde territorio catalán, donde gestionan cerca de 1.000 viviendas turísticas. En estos años han visto pasar desde los propietarios que alquilaban sus pisos gracias al cartel colgado al balcón hasta los actuales que llenan, de pe a pa, los requisitos de su formulario web. “Ahora todo es diferente. Nosotros defendemos que el cliente quiere saber más antes de llegar porque cada casa es diferente y la vista, el espacio exterior, el mobiliario, la cocina, son cosas que quieren saber. Es cierto que hay mucha interacción pero también podemos tener antes esta información”, mantiene Joaquim Leal, country manager de España y Portugal de Interhome.

La compañía suiza, integrada en el grupo Hotelplan, es la única -junto con Booking- que se ha avenido a añadir a sus formularios web el número del Registro Turístico de Cataluña (RTC), una demanda de la Generalitat de Cataluña para facilitar la inspección de los alojamientos turísticos que, arran el boom digital, han salido a la luz en el mercado inmobiliario de alquiler estacional. El acuerdo, adoptado hace unos meses con el Departamento de Turismo, permite vigilar mejor quien no cumple la normativa y, sobre todo, velar por la calidad de los alojamientos que ocupan los turistas. “Siempre he defendido que Cataluña fue la administración pionera a hablar con las partes implicadas para encontrar una normativa y un sistema adecuado”, explica Leal.

Para la empresa la gestión no ha sido fácil, puesto que los ha comportado borde un año de trabajo e ir puerta a puerta para explicar a los propietarios en que consiste el cambio. “Somos un portal online pero de alguna manera tenemos una relación directa para conocer cada casa y cada propietario. El que hicimos desde que surgió la normativa es empezar a revisar cada oficina, una por una, explicándolos la importancia de darse de alta al registro de la Generalitat”, apunta el gerente de la firma, quien reconoce que “ha sido un proceso largo porque hay gente que hace 20 años alquila su casa y no sabía qué tenía que hacer”.

La implicación de Booking

Booking también vio razonable incorporado este registro en los formularios de inscripción de sus clientes. “La Generalitat nos dio su visión y, con este acuerdo, somos casi los únicos operadores en el ámbito global que está hoy en día incluyendo esta información en su web”, explica Daniel García, area manager Spain & Andorra Hoteles de Booking. Actualmente, según confirma, el 100% de la oferta que está publicada a Booking en Cataluña cumple con el requisito que se negoció con la Administración catalana.

La inclusión de Booking implica poder rastrear las condiciones de alquiler de los borde 7.000 alojamientos que la empresa gestiona en Cataluña, incluyendo la ciudad de Barcelona. “Si pensamos cinco años atrás, el 90% de la oferta era hotelera, pero actualmente el 70% de todos los alojamientos que tenemos son categorías que no corresponden en hoteles como apartamentos turísticos, viviendas turísticas, cabañas a los árboles, etc.”

El aumento de la oferta de alquiler

El aumento de la oferta de los alojamientos turísticos –45.500 en total, según la Generalitat de Cataluña- ligada a la explosión de la economía colaborativa en tiempos digitales marca un antes y uno después según Josep Maria Raya, coordinador del Grado de Turismo del Tecnocampus y la UPF. “En los últimos dos o tres años se ha expandido muchísimo. Todo el que sale del B2B es una cosa muy personal: miras el precio del tuyo cercando, puedes escoger el cliente, mirar qué cliente hay y si te interesa… Implica cierta comodidad a la hora de gestionar”.

Por otro lado, García habla de la exposición y las oportunidades que otorga Internet. “Internet en un mundo global da muchísima exposición. Quizás hay una casa rural con cuatro habitaciones que nunca había imaginado que recibiría un cliente japonés, pero a través de Booking es posible porque la página está traducida al catalán y a otros 41 idiomas”, argumenta el responsable de la firma en España, que el año pasado gestionó el alojamiento de más de 10 millones de extranjeros al Estado español.

La importancia del mercado catalán en estas cifras es de gran consideración para la compañía que cuenta con 100 agentes comerciales y un servicio de atención al cliente que ocupa 500 trabajadores a sus oficinas de Barcelona. “Barcelona fue la primera oficina que se abrió fuera de Amsterdam (suyo de la firma) el 2003 y España y Cataluña son de los mercados más importantes a escala mundial, algunas de los destinos más receptivos de turismo del mundo”, añade.

El profesor Raya, por su parte, también destaca como ventaja que se está abriendo la oferta al ciudadano, “pero la parte mala es que, como cualquier otra novedad, no está regulada y seguro que habrá alguien que se aprovecha”, argumenta. Leal, por su parte, considera que “en general es bueno por todo el mundo porque es bueno que todo el mundo sepa que una forma de viajar también es alquilando apartamentos”.

Aun así Leal, obviamente inmerso en el negocio, argumenta que hay que dar un empujón al mercado de alquiler porque “el que tenemos en España en infraestructuras de casas o las recuperamos, o las echamos en tierra”. El directivo afirma que a menudo encuentra muchas urbanizaciones descuidades y apuesta para recuperarlas mediante el alquiler. “Estamos construyendo resortes nuevos mientras algunas zonas se dejan caer, puesto que el propietario, más que una propiedad, hoy en día el que tiene es uno lastro. Con el alquiler hay posibilidad de sacarle un rendimiento, una mejora del aspecto de la zona, asegurar que se paguen los IBI, que los Ayuntamientos también mejoren las dotaciones. Esto es recuperar la infraestructura… y esto es sostenibilidad”.

Abril Casas

Abril Casas

¡Con Abril posts mil! Tal vez no era así el refrán, pero estoy segura de que mis aportaciones al blog son fantásticas, acabando la carrera de magisterio de día y bloguera de noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *