Descubre en que consiste la quiropráctica

¿Has oído hablar de la quiropráctica o de los quiroprácticos? Se trata de una rama de la medicina que se encarga del estudio de la columna vertebral y su influencia en el sistema nervioso de los seres humanos.

¿Qué es la quiropráctica?

Una especialidad que es muy utilizada en diferentes países del mundo. En este artículo te contaremos a qué tratamientos llevan a cabo los quiroprácticos y por qué es tan conveniente para tratar determinadas dolencias.

Para entender el rol de un quiropráctico, primero debemos decir que la quiropraxia es una especialización que se realiza a modo de posgrado de la carrera universitaria de medicina y que sirve para tratar específicamente a la columna vertebral, en relación a la influencia que esta tiene en el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

La quiropráctica tiene como fundamento la certeza de que un sistema nervioso sano hará que el organismo se recupere de una manera más rápida y certera a determinadas dolencias y esto influirá directamente en muchos otros aspectos de nuestra vida, como ser la reducción del estrés que nos significan las presiones del día a día.

De esta manera nuestra salud se encontrará en mayor armonía y esto nos hará tener una vida plena y mejor.

La quiropráctica es una técnica manual

Si entendemos el origen del nombre de la quiropráctica, nos daremos cuenta de que “quiro” proviene del griego “mano”, por lo tanto ya desde su nominación, nos está diciendo que esta es una técnica netamente manual, mediante la cual se manipulará la columna vertebral de las personas, pero también otros tipos de tejidos y músculos que se encuentran alrededor de ella en nuestra espalda.

Esto se debe a que uno de los fundamentos de la quiropráctica dice que la mayoría de las enfermedades que podemos padecer los seres humanos tienen una relación directa con la denominada subluxación vertebral, es decir, las malformaciones en la columna que ejercen una presión en los nervios que circundan esta estructura vertebral.

Según los expertos en esta disciplina, esta presión sobre los nervios es la que causa un bloqueo en la generación de energía que se desarrolla de manera natural por todo nuestro cuerpo, dando lugar a una atrofia de las funciones naturales, que ellos denominan inteligencia innata del cuerpo.

Los tratamientos manuales que ofrecen los quiroprácticos para un mejor desarrollo de nuestra salud física y mental también pueden venir acompañados de otros tipos de disciplinas, generalmente asociadas con un cambio en los malos hábitos de vida.

Es por eso que no es extraño que un quiropráctico, además de desarrollar sus técnicas en el cuerpo, también propongan una rutina de ejercicios que apoyen sus tratamientos y una alimentación sana, que siempre será un factor de mejora para el organismo y todas sus funciones.

Beneficios de la quiropráctica

Con lo que te hemos comentado hasta el momento, puedes pensar que la quiropráctica tiene como único objetivo mejorar las dolencias de la espalda y la columna, algo que es cierto, ya que ayuda a reducir la inflamación del comienzo de las terminales nerviosas de las vértebras.

Pero esto también influirá en otro tipo de afecciones, generando resultados positivos en aquellas personas que poseen vértigos, mareos, dolores crónicos de cabeza o inestabilidad, así como también ayudará a la colocación del bebé en el caso de las embarazadas e incluso con los bebés recién nacidos, ayudando a fortalecer sus defensas.

Son muchos los beneficios que significan la quiropráctica y aquí te mencionaremos los más importantes:

1. Reducción del estrés

Ya te habíamos mencionado anteriormente que un buen tratamiento quiropráctico influye directamente en el sistema nervioso y esta relación hace que esta funcione como un factor para reducir el estrés que nos trae el exceso de actividades cotidianas.

Si el sistema nervioso no funciona de manera correcta, esta puede traer dolencias como el dolor en las articulaciones, dolor de cabeza e inestabilidad entre muchos otros inconvenientes de salud.

2. Mejorará nuestra postura

Mejorar la postura de nuestro cuerpo no es solamente una cuestión estética. Entre muchas de los beneficios que trae encontrarnos en una buena postura está una notoria mejora en nuestras funciones respiratorias.

Los pulmones se encontrarán libres de presiones para realizar su actividad sin ningún tipo de interrupciones.

Una mejora de la postura también contribuirá a una reducción considerable de los dolores de espalda, tanto en la parte cervical como en la parte lumbar, algo que también influirá en que nos fatiguemos menos.

3. Mayor flexibilidad

A veces sentimos que nuestras articulaciones no tienen la movilidad que deberían tener y esto causa mayor fatiga o un nivel de estrés superior.

Con un tratamiento quiropráctico lograrás que tus articulaciones logren un mejor rango de flexibilidad, mejorando nuestro rendimiento para actividades físicas y deportivas.

Estar siempre más activos es una forma de reducir el sedentarismo, algo que nos puede traer como consecuencia otro tipo de afecciones.

4. Reduce la presión arterial

La mejora del flujo de los impulsos nerviosos de la que te hablamos más arriba, es la encargada de generar un mayor flujo de lo que denominamos energía natural de nuestro cuerpo.

Esto, en la mayoría de los casos, tiene como consecuencia directa la reducción de los niveles de presión arterial que nos pueden traer problemas cardíacos entre otros muchos, y lo mejor es que lo hace sin la utilización de medicamentos.

Esta es la actividad y los beneficios de la quiropráctica. Sus tratamientos contribuyen al bienestar general de las personas, por lo que puedes pensar en utilizarla para el bien de todo tu cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *