Camino de Santiago en Bicicleta

Dentro del top 10 de rutas más importantes en bicicleta que cualquier persona debería realizar a lo largo de su vida, se encuentra El Camino de Santiago, el cual indudablemente destaca por ser la más conocida en España.

Disfruta de El Camino de Santiago en bicicleta

Y su popularidad resulta tan grande que al momento de recorrerlo es posible escoger entre las distintas rutas dependiendo del tipo de bicicleta que se quiera utilizar, por ejemplo eléctrica, mountain bike, de carretera o touring, etc., aunque sin importar cuál se elija, se puede decir que todas ellas poseen un encanto especial.

En la actualidad una gran cantidad de personas recorre esta ruta caminando, no obstante, hay muchas otras que se animan a recorrerlo en bici como parte de un tour auto-guiado en bicicleta.

Y aunque existen numerosos motivos por los cuales las personas deciden embarcarse dentro de la aventura que supone realizar esta ruta, lo cierto es que existe algo en común en todos los que lo hacen, ninguna persona finaliza indiferente el recorrido del Camino de Santiago.

¿Qué hace tan especial al Camino de Santiago en bicicleta?

santiago de compostela

El camino de Santiago destaca por haber sido una ruta recorrida hace alrededor de 12 siglos por peregrinos que en el pasado venían de diversas partes de Europa, la cual en la actualidad es recorrida por viajeros provenientes de los cinco continentes.

Y podría decirse que su popularidad se debe a que consiste en un recorrido que posee tantos ingredientes que termina por convertirse, indiscutiblemente, en una ruta obligada dentro del calendario de cualquier ciclo-viajero que desee disfrutar de un buen tour auto-guiado.

Y es que hablamos de una ruta, que actualmente va más allá de ese sentido religioso que tuvo en un principio.

A lo largo de sus aproximadamente 800 km que corren dentro del territorio español, el Camino de Santiago se transforma de forma continua, pasando a través de diversas regiones al norte de España y permitiendo a los ciclistas que lo recorren tener la oportunidad de apreciar grandes contrastes culturales en cada uno de los aspectos. Es una forma de hacer turismo de forma diferente. económica y saludable.

Desplazarse siguiendo la flecha de color amarillo permite llegar a conocer no solo extraordinarios lugares y numerosos templos antiguos, sino también asombrosos paisajes.

De igual manera, ofrece la oportunidad de saborear su exquisita y diversa gastronomía, al igual que los increíbles vinos realizados en cada una de las regiones por las que pasa el Camino de Santiago.

La gran emoción que causa el llegar hasta la majestuosa catedral de Santiago de Compostela, destaca por marcar un momento inolvidable para aquellas personas que se animan a realizar un tour auto-guiado en bicicleta en el Camino de Santiago.

camino de santiago en bicicleta

Y es que en ella se tiene la posibilidad de abrazar al santo patrón, tal como señala la tradición, siendo este uno de los principales momentos en los que es posible percibir el sentimiento espiritual tan profundo que suelen relatar quienes ya han realizado este recorrido y que, por algún raro motivo, siempre termina por cautivar incluso a las personas más escépticas.

Cabe destacar que para cada persona, el recorrer el Camino de Santiago a su aire le permitirá experimentar una intimidad mayor al igual que la libertad de poder realizar una parada en cualquier lugar que desee, siempre que sea preciso, ya que a lo largo del recorrido suelen conocerse muchos peregrinos que vienen desde muy lejos con motivaciones e historias bastante interesantes y diversas.

Esto y más acaba por hacer que el Camino de Santiago suponga una gran experiencia que cuenta con una enorme carga espiritual, siendo un recorrido muy especial e inigualable a cualquier otro viaje.

Y gracias a la posibilidad de realizar tours autoguiados en bicicletas, resulta totalmente factible tener la posibilidad de viajar a través de esta ruta siguiendo un ritmo propio, deteniéndose cuando sea preciso para disfrutar de las vistas y el ambiente, al igual que de las historias contadas por los diversos peregrinos.

Además y al querer ir un poco más allá en esta gran aventura, existe la posibilidad de seguir pedaleando en dirección al oeste para llegar a Fisterra (o el “Finis Terrae”, como llamaban los antiguos Romanos al lugar que consideraban y hasta hace unos cinco siglos, como el final del mundo).

Al llegar a la salvaje y hermosa playa de Langosteira se tiene la oportunidad de realizar los tres actos que solían realizar los peregrinos para purificar sus almas, bañarse en esta playa con el fin de purificar su cuerpo, quemar las ropas con las que llegaron para dejar atrás todo lo que arrastraron a lo largo del camino y para finalizar, tomarse el tiempo para apreciar la puesta del sol, lo cual simbolizaba no sólo la muerte, sino también la resurrección del alma del peregrino tras la caída del sol y su nacimiento al siguiente día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *