11 consejos para hacer vida universitaria en casa

Actualmente el mundo educativo está teniendo serios problemas a la hora de que capaciten las personas. Aunque esto no debería ser ningún problema cuando se tiene acceso a la tecnología y las múltiples herramientas tecnológicas que existen.

Consejos para hacer vida universitaria en casa con mayor facilidad

Es gracias a la pandemia que se está viviendo actualmente que la modalidad de estudio cambió completamente. Es decir, que ya las clases no son como lo eran hacen 6 meses. Hasta la manera en cómo estudiamos y compartir la información con profesores y compañeros de clase ha cambiado.

Por consiguiente, muchos de los hábitos que una persona ha desarrollado a lo largo de su vida estudiantil, de alguna manera se han visto afectadas o modificadas. El simple hecho de estar constantemente en el hogar supone un gran reto para el trabajo o el estudio, ya que no todos tienen la fácil capacidad de adaptarse a los cambios.

Así que aquí te daremos 11 consejos prácticos que te ayudarán a que tu vida estudiantil o universitaria sea un poco más llevadera.

Despierta a la misma hora de siempre

  • El hecho que estés en tu casa estudiando, no significa que tengas que pasar más horas durmiendo, ya que no tienes que levantarte e ir a la universidad. Tienes que seguir haciéndolo hasta que el semestre o esta situación terminen.
  • Además, puedes tener mucho más tiempo para investigar y terminar con las asignaciones temprano y descansar el resto del día. Sin mencionar que podrás hacer otras actividades extra académicas.

Desayuna proteínas

  • Las proteínas son una rica fuente de energía que tu cerebro necesita para procesar tanta cantidad de información, tal y como la que se procesa cuando se está estudiando una carrera. Y más aún si tienes que estudiar algún tema de matemáticas, física o química.

Utiliza tu ordenador para realizar anotaciones

  • Lo bueno es que una computadora te da la facilidad de descargar e instalar programas para gestionar tus estudios. Existen apps y programas diseñados para organizar tus ideas y las actividades que tienes por hacer.
  • Esto resulta muy práctico ya que te enfocarás en aquellas actividades que tienen mayor importancia o relevancia, o por lo menos aquellas que tienes que hacer de forma urgente.

Interactúa con tus compañeros de clases

  • Lo más probable es que ya lo estés haciendo. ¿Pero te has preguntado si lo estás haciendo de forma eficiente? Utilizar Whatsapp para comunicarse con tus compañeros suele ser efectivo. Pero tiende a ser algo que te puede distraer, por los estados que se ven allí.
  • Lo mejor es utilizar algo que mantenga alejado dichas distracciones y solo se utilice con fines académicos. Un ejemplo puede ser Zoom, Hangouts, Skype, entre otros.

Estudia por cuenta propia y luego intercambia la información

  • La distancia es un factor que afecta mucho la comunicación entre las personas, ya que no es lo mismo intercambiar ideas de manera hablada que de forma escrita. De la segunda manera se tiende a generar confusiones y malinterpretaciones.
  • Con la ayuda de alguna de las apps o herramientas que nombramos arriba, puedes hacer que el intercambio de ideas sea más efectivo y exista una retroalimentación positiva en el grupo de estudio.

No estudies durante largas horas sin descansar

  • Los japoneses y gran parte de los asiáticos saben que el descanso es una buena forma de pausar el cerebro y no agotarlo de tanto estudiar, siendo una técnica de estudio efectiva.
  • Puedes trabajar o estudiar por al menos 30 45 minutos y después hacer una pausa de 5 minutos antes de retomar tus actividades. Esto te ayudará a centrarte mejor y ser más eficiente.

Mantente en forma y oxigena tu cerebro

  • La manera más efectiva de darle oxigenación a tu cerebro y mantenerlo activo es realizando actividades físicas. Entendemos que estamos en una situación de pandemia y no se puede ir a gimnasios, pero si puedes hacer algunos ejercicios básicos en tu hogar sin tener que exponerte a un virus como el COVID-19.

Recuerda echar alguna siesta durante el día

  • Estudiar excesivamente nunca es bueno. Y más cuando tienes un método de aprendizaje bastante limitado y clásico como es el de memorización.

Revisa los apuntes que has hecho durante el día

  • Un error que debes evitar cometer es la de hacer apuntes de las actividades que hiciste durante el día y olvidarlas por completo. Debes repasar lo que hiciste en el día o por lo menos hacerlo a la mañana siguiente, así tu mente recordará la información con mejor detalle.

No te desveles tratando de estudiar

  • Este es el error más típico que la gran mayoría de los estudiantes cometen, ya que desvelarse estudiándose un contenido no es para nada sano. Tu cerebro puede que almacene la información, pero esta es muy propensa a olvidarse con mucha facilidad.
  • Así que es mejor dormir a la hora correspondiente y continuar los estudios al día siguiente.

Aprende un nuevo idioma

  • Y ya para finalizar, más que un consejo es una recomendación. Estudiar y aprender un nuevo idioma puede ser provecho no solo para cualquier cosa a nivel social o laboral, sino también a nivel académico.

Aprender un nuevo idioma te puede permitir conseguir mejor información y expandir tus fuentes de donde sacas la información para realizar tu trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *